jueves, 24 de febrero de 2011

CONOCERTE SIN CONOCERTE (Primera Parte)

I
Últimamente ando muy distraído, demasiado distraído, tengo meses, tal vez años así, me siento como robot, como zombie, estoy en un estado de estupor permanente, no se como fue que perdí la capacidad para sorprenderme, cuando mi vida se volvió aburrida, monótona, mecánica, como que todo lo hago en automático y eso me jode, he perdido el gusto por jugar fútbol, por leer, por gritar, por soñar, por mirar las estrellas, por caminar, por todas esas pequeñas cosas que me hacían feliz, que me hacían sentir vivo, no se que es lo que hago aquí.

II
Y ahí iba yo, en el camión, en un asiento rosa, medio camión tenía los asientos rosas, creo que eran para mujeres, pero Plaza del Sol esta lejos, no iba a irme parado todo el camino. La tarde era triste o era que veía mi reflejo por la ventana? Es como si mi conciencia no es conciencia, es como si estoy viendo una película, la película de mi vida, donde solo soy un espectador y no tengo el control de nada, iba en ese camión porque Yessi me dijo que me esperaría en Plaza del Sol y fui sin saber si sería buena o mala idea, sin emocionarme, me subí al camión como si hubiera ido por tortillas, sin saber que era lo que iba a hacer, sin saber que esperar.

III
Cuando me dijo que ya estaba en México no le creí, cuando le dije que iba a ir a Autlán no me creyó, cuando me dijo que la invitara a cenar me estremecí, y si todo esto fuera real? Yo seguía divagando mentalmente, Yessi no estaba en mis pensamientos, apenas y recordaba a Yessi, yo pensaba en otras cosas, en ella por ejemplo y las cosas que he hecho mal o dejado de hacer, en el miedo a que la próxima vez que le pregunte por el clima y la invite a salir me diga que no, divagaba, pero Yessi no estaba en mi cabeza.

IV
Yessi comenzó a entrar en mi cabeza cuando escuche "agujetas de color de rosa", iba en el camión mirando mi reflejo en la ventana, sudando por el calor, mareado por el ruido y los semáforos y la gente, y los olores y los pensamientos y la vida, pero escuché esa canción, alguien se subió con una guitarra y comenzó a tocar esa canción, desperté un poco y me pensé en Yessi, recordé a Yessi, me imaginé a Yessi y sonreí y dudé. A Yessi la conocí en una de esas madrugadas de myspace, sin querer (o con querer) que yo soy de Teco le dije, que ella de Autlán, que estaba en Charlotte, que no sabía cuando regresaría, que tenía novio que cuando volviera sería tatuada, habría estado en la cárcel y conduciría un coche amplio y ahí me llevaría a pasear. Tardamos poco en cambiarnos al MSN, tardamos mucho en despedirnos cada día, las tardes se volvían noches hablando con ella, ella no ya no tenía novio, yo seguía superando mi antigua novia, nosotros veíamos películas a larga distancia ajá todo era patético o bonito pero divertido, ella desde Carolina del Norte veía la misma pelicula que yo en Guadalajara, al mismo tiempo, como si estuvieramos juntos, que chafa o que chido.

V
El wey de la guitarra tocó varias canciones mas de ese estilo, yo contestaba los mensajes de celular que me enviaba Yessi preguntando si ya casi llegaba, que cuanto mas iba a tardar entonces dejé de pensar en ella y me puse a pensar en Yessi, en como durábamos toda la noche hablando en la webcam, en las horas  que hablábamos por teléfono, en cuanto la quería, recordé la vez que me dijo que no sabía como pero me extrañaba de alguna forma, recordé los planes para ir a visitarla, la carta que me envió, las veces que le quedé mal, el miedo que tenía, la frustración de no verla, recordé cuanto la quería, cuando le canté en el concierto de Plastiko, me desesperé, yo quería verla, ella no vendría, yo no iría, y me dio miedo esperar pero me dio mas miedo dejarla, así que decidí que ella me dejara, en realidad no decidí nada. Ella volvió a tener otro novio y yo me fui desapareciendo de ella.

VI
Es que no saben cuanto la quería, nunca había sido tan cursi y patético como con ella, y no me importaba. Pero el tiempo pasa lento y eso nos jodió.  Ella volvió en enero, llegó dos años tarde pero volvió. Apenas y recordaba lo que había sentido por Yessi. Me invitó a que la invitara a comer, en Autlán, quedé de ir pero como siempre también quede mal. Me volvió a invitar a que la invitara a comer, pero ahora en GDL, ella estaría de visita. Para mi es mas fácil ir a Plaza del Sol que hasta Autlán y acepte, solo por la curiosidad de verla.

VII
El wey que cantaba en el camión terminó casi llegando a Plaza del Sol, yo estaba a punto de vomitar, en realidad estaría Yessi ahí? ella no existe, el wey iba pidiendo dinero, normalmente yo doy dinero a los que cantan si la canción me gusta y esta vez me habían gustado, así que le iba a dar unos pesos, pero cuando iba a sacar el dinero de la bolsa me descubrí temblando, leve pero temblaba, así que no le dí nada por miedo a tirar todo el dinero. El camión se paró frente a Plaza del Sol, no me podía mover, no me quería mover, pensé en no bajarme y seguir hasta donde se terminara la ruta, seguía temblando, me aguanté la respiración y bajé del camión, de otra forma no lo hubiera logrado. Estaba como nervioso, mirando a todos lados, tenía que cruzar la avenida, saqué el celular para decirle a Yessi que ya había llegado pero no le alcancé a marcar, ella ya me estaba llamando. Tirar el celular y correr o contestar? que debía hacer? nunca se que hacer cuando estoy nervioso, aun seguía temblando, la gente cruzaba la avenida, yo las seguía como por inercia y contesté. Ya llegué, le dije, estoy frente el café de sanborns me dijo, si dijo sanborns? si dijo frente? o dijo adentro?, llevo un suéter verde, terminó de decir, yo te busco le dije y colgué. Seguí caminando, ya no pensaba en nada, no podía hacer nada, iba temblando. Busqué el café, sentía como un vacío en mi cuerpo, como si las fuerzas de mis piernas hubieran huido de mi, no sé. Lo encontré, ahora sentía como cosquillas en los brazos y temblaba, miré dentro y no estaba ella, era mi última oportunidad para huir, miré a todos lados y no la encontraba, y si no existe? y si no esta ahí?, el café debe tener otra puerta, así que lo rodeé, no la encontraba,  a lo lejos estaba una fuente, frente el café había una fuente con unas bancas, ahí estaba ella, con suéter verde, empecé a sentir ese cosquilleo mas fuerte, mis piernas se quedaron sin fuerzas otra vez, ya no pensaba nada, caminé para con ella y comencé a sonreír estúpidamente.


Había planeado esto hace dos años, pero no sabía el final, no sabía que hacer cuando la viera, tenía varias opciones, todas ellas las pueden leer clic AQUÍ, esto lo había escrito hace mas de dos años.

4 comentarios:

  1. Tssss!!! Kbroncisimo Kbron...!!!

    ResponderEliminar
  2. Deberías de darte una opotunidad (de nuevo) con esa persona. es más fácil llegar a conocerla sin conocerla realmente. Es más fácil, si ella está presente. aquí.
    Deberías...

    ResponderEliminar
  3. no soy anónimo por cobardía. Pero creí innecesario entrar en mi cuenta, sabiendo que tu sabes quien soy.

    ResponderEliminar
  4. jaja mmmh los acentos van donde deben de ir, ya se quien eres (o eso espero) jeje
    "deberías de darte una oportunidad con esa persona" a ti no te han dicho eso alguna vez? alguien tiene que decirtelo. Deberías dejar de ver la luna y regalarme un día. Mañana estaré esperando tu vueltita, es más fácil si estas presente je

    ResponderEliminar